| 0 comentarios ]



Yo te arrojo espíritu maligno,
y te ordeno,
por el Dios verdadero,
por el Dios vivo,
por el Dios Santo,
que salgas y te alejes de éste sitio
para no volver jamás,
y te lo ordeno
en el nombre del que te venció,
y que triunfó de tí en el Calvario
y anuló tu poder para siempre.

Te ordeno que no asustes nunca más
a los que habitan en esta morada,
en nombre de Dios Padre,
Hijo y del espíritu Santo,
que vive y reina en todos
los siglos de los siglos.

Nosotros os suplicamos, Señor,
visitéis esta morada
y arrojéis lejos toda insidia del enemigo,
que vuestros Santos Angeles habiten en ella,
protegiéndonos y conservándonos la paz,
que vuestra bendición sea siempre con nosotros.

Así sea. Amén.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros