| 0 comentarios ]



Ante tus ojos, Señor,
presentamos nuestras culpas,
y te mostramos las heridas que hemos recibido.

Si paramos mientes en el mal que hemos hecho,
es nada lo que padecemos,
muchas mayores penas merece­mos.

Muy grandes han sido nuestros pecados,
muy ligera la pena que por ellos padecemos.

Harto sentimos el dolor de haber pecado,
pero no evi­tamos la pertinacia en el pecar.

En tus castigos es tritura­da nuestra flaqueza,
pero nuestra iniquidad no hace mudanza.

El alma es torturada en la aflicción
y no quere­mos bajar la cabeza.

Es quejumbrosa de dolor nuestra vida,
y en el obrar no se enmienda.

Si nos aguardas, no nos corregimos.

Si por derecho te vengas,
todo se acabó para nosotros.

En el castigo confesamos lo que hicimos;
después de tu visitación,
olvidamos lo que hemos llorado,
Si alargas la mano,
prometemos hacer;
si detienes la espa­da,
no cumplimos las promesas.
Si nos hieres, clamamos que nos perdones;
si nos perdonas, de nuevo te provocamos a herir.

He aquí, Señor,
que nos confesamos reos,
Sabemos que, si tú no nos perdonas,
estamos perdidos y perdidos justamente.

Accede, oh Padre omnipotente,
a nuestros ruegos,
vacíos de todo merecimiento.
Tú que hiciste de la nada a los que te imploran.
Por nuestro Señor Jesucristo.
Así sea..



0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

ENLACES RELACIONADOS:

.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
..
.

COMPRA EL PODEROSO TALISMÁN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros