| 0 comentarios ]



La promesa es que la Reina del Cielo y Madre de Dios, nos visite a la hora de nuestra muerte nos consuele.

La Virgen prometió a Santa Matilde y a otros Santos que quien rezara diariamente tres Avemarìas, tendría su auxilio durante la vida y su especial asistencia a la hora de la muerte, presentándose a esa persona en su hora final con el brillo de una belleza tal que el solo verla lo consolaría y la comunicaría las alegrías del Cielo.



ORACIÓN
.
"Oh Madre de Dios y Madre de todas las gracias: por las muchísimas que te concedió la Santísima Trinidad, y particularmente por tu poder, sabiduría y ardiente caridad, te suplico nos concedas a nosotros participar de estas gracias, como participan los hijos de los bienes de sus padres, y especialmente nos concedas la gracia que te pedimos en esta novena honrando en ti al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.


PRIMER AVEMARIA
.
"Oh Virgen poderosísima: así como Dios Padre, en su munificencia omnipotente, levantó tu alma sobre un trono de gloria sin igual, hasta el punto de que, después de él, eres la más poderosa en el cielo y en la tierra, así también te suplico que me asistas en la hora de la muerte, para fortificarme y rechazar de mí toda potestad enemiga.

Avemaría.
.
SEGUNDO AVEMARIA

.
"Oh Virgen sapientísima: así como el Hijo de Dios, conforme a los tesoros de su sabiduría, te adornó y llenó maravillosamente de ciencia y entendimiento, de tal modo que gozas del conocimiento de la Santísima Trinidad más que todos los santos juntos, y como sol brillante, con la claridad de que te ha embellecido, adornas todo el cielo, así también te ruego me asistas en la hora de la muerte, para llenar mi alma de las luces de la fe y de la verdadera sabiduría, para que no la oscurezcan las tinieblas de la ignorancia y del error.
.

Avemaría.

.
TERCER AVEMARIA
.
"Oh Virgen amantísima: así como el Espíritu Santo te llenó por completo de las dulzuras de su amor y te hizo tan amable y tan amante que, después de Dios, eres la más dulce y la más misericordiosa, así también te ruego me asistas en la hora de la muerte, llenando mi alma de tal suavidad de amor divino, que toda pena y amargura de muerte se cambie para mí en delicias."
.
Avemaría.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

ENLACES RELACIONADOS:

.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
..
.

COMPRA EL PODEROSO TALISMÁN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros