.
| 0 comentarios ]

 
 
 
Con el dedo pulgar de la mano derecha haz el signo de la
Cruz en tu frente:
 

Con la Sangre Preciosa de Jesús,
sello esta sanación que Tú Padre Dios
acabas de hacer en mí,
para que no vuelvan más estos males
y espíritus a mi vida,
ni en número de uno,
ni en ningún otro número,
ni de la misma naturaleza,
ni de naturaleza parecida
Te ruego Padre Dios
que el Espíritu Santo ocupe todo mi ser
y restaure las virtudes que estos males han destruido en mí.
 
 
Desato en mi todos los dones
y frutos de Tu Santo Espíritu.
 
 
Envíame tus ángeles administradores de paz,
unidad, salud y prosperidad.
 
 
Espíritu Santo de Dios
recibe la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser,
dígnate ser en adelante mi Director,
mi Luz, mi Guía, mi Fuerza y todo el amor de mi corazón.
 
 
Amén, amén, amén.
 
 
 

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros