.
| 0 comentarios ]





¡Oh, María inmaculada y siempre bendita,
singular e incomparable Virgen María Madre de Dios.
.
Templo suyo muy agradable,
Sagrario del Espíritu Santo,
Puerta de reino de los cielos,
por quien después de Dios,
vive todo el orbe.
.
Inclina ¡oh! Madre de Misericordia
esos tus ojos reflujentes a mi, pecador;
.
Haz, Señora, que tu milagro rayo de la luz
 incline y alumbre mi alma;
.
Y si lo que te pido conduce este fin,
concédemelo a mayor gloria de Dios y tuya.
.
Amén.

.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros