| 0 comentarios ]




¡Oh, Judío Errante de los amantes!

Según tú entraste en el templo de Jerusalén
 y apagaste la lámpara del Santísimo Altar,
así yo quiero que te metas en el corazón de…..
y no me lo dejes comer ni dormir ni estar tranquilo,
hasta que no venga donde mí
de todo corazón en cuerpo y alma.
Judío Errante, no me lo dejes ni en silla sentado,
ni en cama acostado, ni en sitio parado,
que por donde quiera que vaya oiga mi voz y vea mi sombra, y que según de campanazos den las campanas de la Iglesia, sean debatidos en el corazón de…….

Judío Errante, no me lo dejes vivir con nadie,
que sea yo quien me lo presente en el sueño
y me le ablande el corazón solamente para mí
y para ninguna mujer más.

Tres Padres Nuestros, tres Ave Marías.



0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros