.
.
| 0 comentarios ]




Oh Niño Jesús,
dueño de la vida y de la muerte,
aunque indigno y pecador,
me postro ante Ti para implorar la salud de

(se nombra a la persona para quien se pide la gracia),
a quien tanto amo.

La persona que te encomiendo sufre mucho,
afligida por dolores,
y no puede encontrar otra salida más
que en tu omnipotencia,
en la que pone todas sus esperanzas.

Alivia, oh médico Celeste,
sus penas, líbrala de sus sufrimientos
y dale perfecta salud,
si esto es conforme al querer divino
y al verdadero bien de su alma.
Padre nuestro - Ave María - Gloria



0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MIS NUEVOS BLOGS:

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros