| 0 comentarios ]




Todopoderoso y sempiterno Dios,
que por los méritos e intercesión
del bienaventurado San Roque, tu Confesor,
hiciste en otro tiempo cesar una peste general
que desolaba al género humano.

Dígnate conceder a nuestros ruegos,
que todos los que llenos de confianza en tu misericordia
te suplicaren los preserves de semejante azote,
sean libres, por la intercesión de tu glorioso Confesor,
así de esta enfermedad como de todo
lo que pueda turbar su quietud.

Por Nuestro Señor Jesucristo,
que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.



0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros