miércoles, 28 de marzo de 2012

CRISTO DE LA BUENA MUERTE - LA LEGIÓN - EL NOVIO DE LA MUERTE



 
Nadie en el Tercio sabía
quien era aquel legionario
tan audaz y temerario
que a la Legión se alistó.


Nadie sabía su historia,
más la Legión suponía
que un gran dolor le mordía
como un lobo, el corazón.

Más si alguno quien era le preguntaba
con dolor y rudeza le contestaba:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera;
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compañera.

Cuando más rudo era el fuego
y la pelea más fiera
defendiendo su Bandera
el legionario avanzó.

Y sin temer al empuje
del enemigo exaltado,
supo morir como un bravo
y la enseña rescató.

Y al regar con su sangre la tierra ardiente,
murmuró el legionario con voz doliente:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera;
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compañera.

Cuando, al fin le recogieron,
entre su pecho encontraron
una carta y un retrato
de una divina mujer.

Y aquella carta decía:
"...si algún día Dios te llama
para mi un puesto reclama
que buscarte pronto iré".

Y en el último beso que le enviaba
su postrer despedida le consagraba.

Por ir a tu lado a verte
mi más leal compañera,
me hice novio de la muerte,
la estreché con lazo fuerte
y su amor fue mi ¡Bandera!

PERDON, SEŃOR, PERDON (Al CRISTO DE LA BUENA MUERTE)




I


 Quiero mi Dios cuando expire
en tus brazos descansar
y que en ellos al cielo me lleves
de tu amor a tu luz a gozar.
Sé que mis culpas son muchas
pero es mucha tu bondad,
tú eres la Vida Infinita,
el Camino, la gran Verdad.

CORO

Perdón Seńor, perdón
por tanta ingratitud,
toma mi corazón
y llévalo a tu cruz.


II


 Cuando en mis horas de angustia
a tus plantas imploré
con amor mi dolor remediaste
y ante tanta ternura lloré.
Has olvidado, Dios mío,
que hasta aquí fui pecador,
hoy te ofrezco arrepentido
mi existencia con gran fervor.


CORO


Perdón Seńor, perdón
por tanta ingratitud,
toma mi corazón
y llévalo a tu cruz.

.
III

.Cegado por el pecado
en tinieblas caminé
y al llamarme de nuevo a tu lado
con tu luz deslumbrado quedé.
Quiero aliviar tus pesares,
quiero por tu amor sufrir.
ˇPadre mío, no abandones
a quien quiere por ti morir!.

.
CORO
.
Perdón Seńor, perdón
por tanta ingratitud,
toma mi corazón
y llévalo a tu cruz.
.


LETRA Y MUSICA: Juan Huerta


ORACIÓN AL SANTÍSIMO CRISTO DE LA BUENA MUERTE




Seńor, aunque no merezco
que tú escuches mi quejido,
por la muerte que has sufrido,
escucha lo que te ofrezco
y escucha lo que te pido.


A ofrecerte, Seńor, vengo
mi ser, mi vida, mi amor,
mi alegría, mi dolor;
cuanto puedo y cuanto tengo;
cuanto me has dado, Seńor.


Y a cambio de este alma llena
de amor que vengo a ofrecerte,
dame una vida serena
y una muerte santa y buena.......


¡Cristo de la Buena Muerte!

(José Maria Peman)

martes, 27 de marzo de 2012

ORACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS



.
Al Sagrado Corazón de Jesús
.
¡Oh Sagrado Corazón de Jesús!
Te adoro con toda mi alma
y te consagro para siempre jamás,
todos mis pensamientos, mis palabras y obras.
.
¡Ojalá pudiera, oh divino Corazón,
consagrarte tantas adoraciones,
tanto amor y tanta gloria como Tú consagras
a tu eterno Padre!
.
Sé el reparador de mis defectos,
el protector de mi vida y mi amparo en la hora de mi muerte.
.
 Esta gracia te la pido también para los pobres pecadores,
los corazones afligidos, los enfermos y los agonizantes;
para mis parientes y bienhechores, amigos y enemigos;
por las personas que se encomiendan a mis oraciones, especialmente por aquellas por quien tengo obligación
de pedir y, en fin, para todos los hombres
que existen en la tierra, a fin de que los méritos
de tu preciosa Sangre no se pierdan para ellos.
.
Haz también que sean aplicados
 en sufragio por las almas del Purgatorio,
para que todos en el Cielo podamos bendecirte,
adorarte y amarte.
.
Amén.
.


¡Alabado sea el sagrado Corazón de Jesús
en el santísimo sacramento del Altar!
.¡Sea por siempre bendito y alabado!
.¡Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío!
.
Confío:
El pasado a vuestra Misericordia,
El presente a vuestro Amor
Y el futuro a vuestra Providencia.
.

ORACIÓN DE LAS TRES PARA UNA PETICIÓN



.
ORACIÓN DE LAS TRES DICTADA POR JESÚS
A SOR FAUSTINA KOWALSKA
.
Expiraste, Jesús,
pero Tu muerte hizo brotar un manantial de vida
para las almas y el océano de Tu misericordia
inundó todo el mundo.
.
Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina,
anega el mundo entero derramando sobre nosotros
hasta Tu última gota.
.
Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, manantial de misericordia para nosotros,
en Ti confío.
.

.
El Señor le dijo a Sor Faustina Kowalska lo siguiente sobre la oración de las tres:
.
A las tres de la tarde en punto, implora Mi misericordia, especialmente por los pecadores; y, aunque sea por un breve momento, sumérgete en Mi pasión, particularmente en Mi abandono en el momento de la agonía. Esta es la hora de la gran misericordia para todo el mundo. Yo te permitiré entrar en Mi dolor mortal. En esta hora, Yo no rehusaré nada al alma que Me pida algo en virtud de Mi pasión.

.


NOVENA AL SANTÍSIMO CRISTO DE LA VICTORIA




NOVENA AL STMO. CRISTO DE LA VICTORIA
 
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu
Santo. Amén.

 
ACTO DE CONTRICCIÓN
 
Señor mío Jesucristo, mi Dios, mi Padre y
Redentor: Por ser Vos quien sois, y porque os amo
como a Bondad infinita sobre todas las cosas, me
pesa de haberos ofendido, y con vuestra gracia propongo confesarme y huir de las ocasiones de pecar.
Por la victoria que en la Cruz alcanzasteis contra el
demonio, el pecado y la muerte, os suplico, Señor
me concedáis en esta vida, para gloria vuestra, la
victoria sobre todas mis pasiones, a fin de que pueda
lograr una santa muerte. Amén.
 
DIA PRIMERO
 
Santísimo Cristo de la Victoria: Por la punzante
corona de espinas que atormentó vuestra divina
cabeza, os suplico me concedas el perdón de todos
mis pecados de pensamientos, y me fortalezcáis con
vuestra gracia para que toda mi mente os ame y os
glorifique. Amén.
 
(Pídanse las gracias que se deseen alcanzar
récense un Padrenuestro,
un Avemaría y tres Glorias)
 
ORACION FINAL
 
Pacientísimo Dios mío:
Yo adoro vuestro amantísimo Corazón,
en compañía de vuestra santísima
Madre y de todos los ángeles y santos, especial-
mente de los que han sido más devotos de vuestra
Pasión: y os suplico me concedáis por los dolores
que por mí padecisteis, la gracia que os pido en esta
Novena, si ha de ser para gloria vuestra
y bien de mi alma.
 
¡Oh, santísima Madre de Dios! Alcanzadme el
amor de vuestro divino Hijo para amarle, imitarle y
seguirle en esta vida y gozar de El en el Cielo. Amén.
 
(En los demás días se hace la Novena como en
este primero, excepto la petición propia de cada día). 

 
DIA SEGUNDO

Santísimo Cristo de la Victoria: Por la dolorosísima flagelación que quisisteis padecer en todo vuestro
santísimo cuerpo para expiar mis pecados, os supli-
co me concedáis la gracia de no ofenderos más con mi cuerpo, sino que sepa hacer de él templo vivo del Espíritu Santo. Amén.
 
DIA TERCERO
 
Santísimo de la Victoria: Por la profunda y
dolorosa llaga de vuestro hombro, marcada con la
cruz de mis pecados, os suplico me concedáis la
gracia de abrazar con fe y amor la cruz de cada día,
para expiar mis propios desvíos y los de toda la
humanidad pecadora. Amén
 
DIA CUARTO
 
Santísimo Cristo de la Victoria: Por las heridas y
abundante sangre que derramasteis por vuestras
rodillas, al caer tres veces en el camino del Calvario,
os suplico me concedáis la gracia de levantarme
siempre de mis caídas y recaídas en el pecado,
haciendo una buena confesión y esforzándome en
vivir en vuestra gracia y amistad. Amén.
 
DIA QUINTO
 
Santísimo Cristo de la Victoria: Por la profunda
llaga de vuestra mano izquierda y por el acerbo dolor
que padecisteis al ser clavada en la Cruz, os suplico
me perdonéis todo cuanto os ofendí con mis manos,
y me concedáis la gracia de emplearlas en obras de
caridad y en hacer todo lo que es bueno y recto ante
vuestros ojos. Amén.
 
DIA SEXTO
 
Santísimo Cristo de la Victoria: Por la dolorosísima
llaga de vuestra mano derecha y por el tormento que
sufristeis al ser clavada en la Cruz, os suplico me
perdonéis todos mis pecados de omisión, todo el
bien que dejé de hacer por pereza o respetos huma-
nos, y me concedáis la gracia de hacer todo e! bien
posible a los demás, para imitaros a Vos. Amén
 

 
DIA SEPTIMO
 
Santísimo Cristo de la Victoria: Por las profundas llagas y abundante sangre que manaron vuestros pies divinos al ser clavados en la Cruz, os suplico me perdonéis todo cuanto os ofendí caminando por caminos de error y de pecado, y me concedáis la gracia de no separarme en adelante del sendero recto de vuestra Santísima Voluntad. Amén.
 
DIA OCTAVO
 
Santísimo Cristo de la Victoria: Por vuestra dolorosísima agonía en la Cruz y por el desamparo en que os dejó vuestro Padre Celestial en aquella hora suprema, os pido la gracia de una santa muerte, acompañado por Vos y por vuestra Madre santísima y Madre nuestra, mereciendo por vuestros méritos infinitos y por su intercesión maternal,
morar para siempre en el Cielo.
Amén.
 
DIA NOVENO
 
Santísimo Cristo de la Victoria:
Por la profunda lanzada con que fue
atravesado vuestro costado y Sagrado Corazón,
después de morir en la Cruz, y por la fuente de sangre y agua que brotó de esa bendita llaga, os suplico lavéis mi alma, mi cuerpo, mi vida y todo mi ser, y me revistáis del hombre nuevo, a vuestra imagen y semejanza, para que pueda amaros y serviros fielmente Toda mi vida, buscando vuestra mayor gloria y la salvación de mi alma.
Amén.



 
 


ORACIÓN SANTÍSIMO Y MILAGROSO CRISTO DE LA LLAGA DE LA ESPALDA





Preguntando una vez San Bernardo a Nuestro Señor en la oración cuál había sido el mayor dolor que sufrió en su cuerpo en su pasión, respondió el Señor: «Yo tuve una llaga en la espalda, honda, tres dedos, que se me hizo llevando la Cruz a causa de los tres huesos que en ella sobresalen. Ésta me ha sido de mayor pena y dolor que todas las otras, la cual consideran poco todos los hombres por no serles conocida, pero tú tenla en veneración, y sabes que cualquier gracia que me pidas en su virtud te la concederé. Y a todos los que por ella me honraren, les perdonaré sus pecados cotidianos, de los mortales confesados no me acordaré más y conseguirán mi gracia y misericordia.»


ORACIÓN DE LA SANTÍSIMA LLAGA DE LA ESPALDA

Jesucristo, mansísimo Cordero de Dios.
Yo, pobre pecador, saludo y reverencio
tu Santísima Llaga, honda tres dedos,
que padeciste en la espalda llevando tu pesada Cruz,
y, «que debido a los tres huesos que en ella sobresalen,
te produjo mayor pena y dolor
que todas las otras juntas de tu pasión.»

Te adoro, dolorido Señor mío;
te reverencio, te glorifico en lo íntimo de mi corazón,
y te doy gracias por aquella Santísima,
muy profunda y dolorosa Llaga de tu espalda.


Te suplico humildemente,
por aquel duro peso de tu Cruz,
que tengas misericordia de mí
y me perdones todos mis pecados,
tanto veniales como mortales,
y me acompañes en el camino de la Cruz,
por las sangrientas pisadas tuyas,
a la bienaventuranza eterna;
en compañía de mis familiares,
por los siglos de los siglos.

Amén.
Alabada sea la Santísima llaga de la espalda
de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.



domingo, 25 de marzo de 2012

ORACION A LA VIRGEN DE SAN JUAN DE LOS LAGOS





¡Oh, María inmaculada y siempre bendita,
singular e incomparable Virgen María Madre de Dios.
.
Templo suyo muy agradable,
Sagrario del Espíritu Santo,
Puerta de reino de los cielos,
por quien después de Dios,
vive todo el orbe.
.
Inclina ¡oh! Madre de Misericordia
esos tus ojos reflujentes a mi, pecador;
.
Haz, Señora, que tu milagro rayo de la luz
 incline y alumbre mi alma;
.
Y si lo que te pido conduce este fin,
concédemelo a mayor gloria de Dios y tuya.
.
Amén.

.

ORACIÓN AL SANTO NIÑO DE LAS SUERTES


.

En el siglo XIX, dos misioneros iban rumbo a Tlalpán, oyeron el llanto de un niño, cuando se acercaron vieron que era un hermoso niño desnudo de unos cuantos meses de edad y al tomarlo en las manos quedó convertido en lo que es hoy, al mismo tiempo brotó un manantial lleno de agua que aún existe en la hacienda San Juan de Dios .

ACTO DE CONTRICCIÓN
.
.¡Piadoso Jesús mio tierno y sagrado dueño,
llego a tus plantas,arrepentido,
a confesar mis culpas.
.

ORACIÓN
.PRIMER DÍA EN HONOR DE SU PODER
.
¡Jesús mio,ten misericordia de nosotros!
Oyenos piadoso y concédenos lo que te pedimos,
por los cuidados que le prodigó tu Santísima Madre.
.
(Tu Petición)
.
Padre nuestro, Ave María y Gloria.
.

SEGUNDO DÍA EN HONOR A SU SABIDURÍA.
.
¡Qué dichoso me siento postrado aquí de hinojos!
Vengo a verte,mi amado Niño,
vengo a pedirte consuelo en mis dolores.
.
(Tu Petición)
.
Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
.
TERCER DÍA EN HONOR DE SU MISERICORDIA
.
Levanto mis ojos hacia
y te veo dulce y risueño,
convidándome a abrirte mi corazón
a contarte todas mis amarguras.
¿Me oyes querido Niño?
El corazón me dice que si.
.
(Tu Petición)
.
Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
.
BREVE ANÉCDOTA
.
La felicidad de las religiosas Bernardas de poseer este tesoro, fue por elección del mismo Santo Niño. El primer pensamiento del Señor Arzobispo, fue hacer donación de esta imagen a las religiosas de la Purísima Concepción; pero convinieron con el cabildo que se rifara entre todos los conventos de México y salio en suerte San Bernardo; El Señor Arzobispo dispuso que se volviera a hacer la rifa, sabiendo la suma pobreza en que se encontraban estas religiosas y volvio salir San Bernardo; haciendo la rifa una tercera ocasión y como el prelado pensaba reunir a las religiosa de San Bernardo con otra comunidad donde le suministraban con menos trabajos su sustento determino que sacaran de la caja la cedula de San Bernardo pero ¡Oh prodijio! Aún asi salió con letras doradas Bernardo; viendo la manera tan prodijiosa de escojer su morada no dudo mandar a las religiosas esta prodigiosa imagen. Las religiosas recibieron este tesoro como un don del cielo y llenas de gratitud han procurado sostener su culto con el mayor empeño, hasta hoy sigue venerándose al Santo Niño en el Monasterio de San Bernardo en Av. observatorio No.72 Col. Tacubaya Z.P 18 de México.

.

ORACIÓN DE LA RIQUEZA




.
“Oh, Dios el creador de este vasto universo,
estoy aquí para abogar a favor de mi vida financiera.
.
Que desde parte superior de mi cabeza
hasta las plantas de los pies,
yo este rodeado por un arroyo de riqueza.
.
Vierte sobre mí el don de la riqueza,
para que yo vea su gloria
y proclame su existencia dondequiera que vaya.
.
Y que el ángel del dinero me visite
y ponga en mis manos el espíritu de la fortuna,
para que todo lo que toque venga a prosperar
y lo que sea errado pase hacer acertado.
.
Que el oro y la plata,
vengan de las cuatro partes del mundo
para que yo sea bendito y tenga muchas posesiones.
.
Manifiesta en mí tu grandeza y hazme ganar,
conquistar y enriquecer,
porque tú eres un Dios que suma, multiplica y agrega.  
.
Por el poder en nombre de Jesús
levanto mi voz y profetizo que a partir de ese momento,
 el dinero vendrá de todas las direcciones
y los aludes en abundancia.
.
A ahora mi destino está sellado
porque soy un hijo (a) de Dios,
que creó toda la riqueza del mundo y voy a ser muy rico (a). 
.
Dame, oh Padre Celestial,
el espíritu de la fortuna y toda su riqueza
y abundancia en mi vida, según tus designo,
porque para ti Señor todo es posible!,
sé que el Señor puede interferir en mi vida
y que mi llamamiento para llegar a sus riquezas,
 vertido en mi vida será concedido.
.
Eso es lo que te pido y determino que pasará,
por mi fé en el nombre poderoso de Jesucristo,
.
Amén”.


.

ORACIÓN PARA LA SANACIÓN UNIVERSAL

.


Padre Dios Todopoderoso,
fuente de la salud y del consuelo,
que has dicho "Yo soy el que te da la salud"
(Exodo 15,26).
.
Acudimos a ti en este momento
en el que por la enfermedad
experimentamos la fragilidad de nuestros cuerpos.
.
Ten piedad Señor de los que estamos sin fuerza
(cf Salmo 6),
.
"devuélvenos la salud y quedaremos sanos"
(Jer 17,14).
.
Haz  efectivos los tratamientos médicos
(cf Ec 38, 1-15).
.
Líbranos de los efectos secundarios de la medicina
y haz lo que la medicina no puede hacer.
.
Realiza un milagro de tu amor
y concédenos la salud del cuerpo,
la paz en el alma,
para que libres de toda enfermedad
y recobradas las fuerzas,
podamos servirte mejor a ti y a nuestros hermanos (cf Lucas 4, 38-39).
.
Lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo,
con la Virgen María nuestra madre,
orando en la fuerza del Espíritu Santo,
a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.
.
Amén.

.

ORACIÓN PARA SELLAR LA SANACIÓN DE UNA PERSONA

 
 
 
Con el dedo pulgar de la mano derecha haz el signo de la
Cruz en tu frente:
 

Con la Sangre Preciosa de Jesús,
sello esta sanación que Tú Padre Dios
acabas de hacer en mí,
para que no vuelvan más estos males
y espíritus a mi vida,
ni en número de uno,
ni en ningún otro número,
ni de la misma naturaleza,
ni de naturaleza parecida
Te ruego Padre Dios
que el Espíritu Santo ocupe todo mi ser
y restaure las virtudes que estos males han destruido en mí.
 
 
Desato en mi todos los dones
y frutos de Tu Santo Espíritu.
 
 
Envíame tus ángeles administradores de paz,
unidad, salud y prosperidad.
 
 
Espíritu Santo de Dios
recibe la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser,
dígnate ser en adelante mi Director,
mi Luz, mi Guía, mi Fuerza y todo el amor de mi corazón.
 
 
Amén, amén, amén.
 
 
 

ENLACES RELACIONADOS:

COMPRA EL PODEROSO TALISMÁN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

Mi Lista de Blogs

Google+ Followers