| 0 comentarios ]



Corderito manso que en el altar estás,
vence a mis enemigos que contra de mí estén;

que mi corazón encarne en el de él,
como encarnó Jesucristo
[y] mandó a san Lázaro,

[y] venció,
como he de vencer yo a este enemigo traidor.


Con dos te miro,
con tres te agarro,
con la sangre de Jesucristo el corazón te parto.

A mi enemigo veo venir con ojos vendados
y los brazos inutilizados.
Sangre de Jesucristo me pide,
y yo no se la he de dar.
 
Yo te pido, gran Señor,
que me lo traigas,
que me lo has de traer,
rendido a mis pies,vencido y desanimado:
tienes fuerza para vencerlo.

Si algo [el] diablo intenta contra mí,
si a la Justicia se fuere, no ganará;
si a defensores pusiere, todos se negarán.


Jesucristo, como cordero estarás a mi
al mirar mi presencia todos se desmayarán.

Amén.

Tres gloriapatris,
tres ave Maria.



0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros