| 0 comentarios ]




Oh Jesús que sufres,
haz que hoy y cada día yo sepa verte
en la persona de tus enfermos y que,

ofreciéndoles mis cuidados,
te sirva a Ti.

Haz que, aun oculto

 bajo el disfraz poco atrayente de la ira,
del crimen o de la demencia,
sepa reconocerte y decir:

Jesús que sufres,

cuan dulce es servirte.

Dame, Señor, esta visión de fe

y mi trabajo no ha de ser jamás monótono.

Encontraré alegría

acunando las pequeñas veleidades
y los deseos de todos los pobres que sufren.

Querido enfermo,

me resultas más querido aun porque
representas a Cristo.

!Que privilegio se me confiere

al poderme ocupar de ti!

Oh! Dios, pues que Tu eres Jesús que sufre,
dígnate ser para mí también un Jesús paciente,
indulgente hacia mis faltas,
que no mira más que mis intenciones
que son de amarte y servirte
en la persona de cada uno de tus hijos que sufren.

Señor, aumenta mi fe.

Bendice mis esfuerzos y mi trabajo,

ahora y siempre.


Madre Teresa de Calcuta



 

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

ENLACES RELACIONADOS:

.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
..
.

COMPRA EL PODEROSO TALISMÁN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros