| 1 comentarios ]



San Cipriano,
obispo del Campo Mayor,
líbranos de hechizos
y de todo malhechor.
 
Es tan inmenso el poder
que te concedió el Señor,
que en manos del malhechor
nadie podrá perecer.
 
Prometiste socorrer
al que está necesitado;
sanas al maleficiado
a la mayor brevedad,
como das libertad
al infeliz encarcelado.
 
De todo el que está afligido,
sois celestial consuelo;
tú eres escala del cielo,
de todo el que a ti ha ocurrido;
 
Tú amparas al desvalido
a toda hora e instante
y eres seguro consuelo
de quien te aclama constante.
 
Contra rayos y temblores
es dulce tu advocación;
quien te da su devoción
nunca se verá en prisiones.
 
Destierras las tentaciones
que te presenta el demonio;
quien tus prodigios no mengua
tú libras de mala lengua
y de falsos testimonios.
 
En fin, el que esta oración
trajere en su compañía,
le prometiste sería
libre de persecución;
la mujer que en la aflicción
de su parto te rezare
y con fe te invocare,
mitigará su inquietud;
 
Tú amparas por tu virtud
a todo el que te invocare.
 
 
 

1 comentarios

Anónimo dijo... @ 1 de agosto de 2014, 1:28

San Cipriano tengo mucha fé y se que escucharas mi petición, asi será!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros