| 0 comentarios ]

 

 
 
Madre mía Celestial
que me tienes reservado
no sé si es dolor o alegría,
pero se que en este día
en que me siento agotado
solo pienso en tu Hijo
que llevo su Cruz a cuestas,
que cargo todo el dolor
sin expresar una queja.
 
Cuanto sufrió Jesús
por el mundo y sus pecados,
y también pienso por Ti
tu dolor no se compara,
nada ni nadie en la tierra
sufrió lo que Tú sufriste.
 
Y siento que yo, Virgen mía,
tendría que estar llorando
no de pena sino de alegría
por la carga que me das.
 
Madre: perdón por tener estos malos pensamientos,
ahora me siento aliviado,
sé que estoy iluminado
y me siento resguardado con tu protección.
 
Amén.
 
 
(Tomado de las apariciones de la Virgen María
en San Nicolás, Argentina)
 
 
 

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

ENLACES RELACIONADOS:

.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
..
.

COMPRA EL PODEROSO TALISMÁN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros