| 0 comentarios ]

 
Glorioso Arcángel Rafael, medicina de Dios:
Tu excelencia es peregrina, en los orbes celestiales, 
por ser de Dios en los males, el medico y la medicina.
 
en la iglesia militante, no se duda que en el cielo
os es dado el ser consuelo del enfermo y el caminante.
 
Contra el poder infernal, tu prepotencia es mas fuerte,
líbranos en vida y muerte del pecado y de su mal.
 
Todos por tu intercesión, de Dios el bien esperamos,
haced pues  que consigamos su gracia y la salvación.
 
 
Sapientísimo Médico del cielo
y piadoso Príncipe Rafael 
que tiernas que son vuestras entrañas,
y cuan fino y dulce vuestro corazón,
pues tanto interés tomáis en consolar
y aliviar a los afligidos dolientes,
que yacen sobre el lecho de su dolor..!
 
Ya pues que tan tierno sois, y tan piadoso,
a vos pido, y de vos espero la salud del cuerpo,
para poder trabajar continuamente 
a gloria del Creador y bien de sus hechuras.
 
Pero ante de todo os suplico miréis
con ojo compasivo las innumerables enfermedades
de que adolece mi alma  y oh que tanto enojo
ofrecen estas a vuestra compasión y humanidad!
 
 
Por Dios has sido bendecido,
Santo Arcángel Rafael,
pues tu eres uno de los maravillosos
Arcángeles del Señor,
que trabajáis día a día por la obra divina.
 
Guíanos en el camino de la sanación,
pues por tu intermedio es solo Dios, el que sana.
 
Tu que caminaste con Tobías,
curaste a Tobit,
venciste a Asmodeo encadenándolo en Egipto
y liberaste a Sara, camina a mi lado,
guíame, enséñame y revélame lo que debo hacer.
 
 

| 0 comentarios ]

 
¡Arcángel Gabriel:
embajador de Dios Padre,
mensajero de la esperanza,
santo Ángel del Señor!
Sé tu el mensajero del milagro que espero,
sé tu el que solucione mis tristezas y amarguras.
 
Trae hasta mí el amor de mi Padre el Señor nuestro Dios,
para que alivie mis carencias sentimentales,
mis necesidades físicas y materiales,
para prodigarme la compasión del Señor.
 
 
Alivia mi sensación de abandono y soledad,
aplaca mi temor, cura mis miedos, 
mitiga mi angustia.
 
¡Oh Ángel del Señor!
dame el amor de mi Dios.
¡Oh Ángel del Señor!,
calma mis penas.
¡Oh Ángel del Señor!,
tráeme consuelo.
 
 
¡Oh Ángel del Señor!, báñame de luz,
¡oh Ángel del Señor!, cura mi cuerpo,
oh Ángel del señor, cura mi corazón,
¡oh Ángel del Señor!, cura mi alma.
¡Oh Ángel del Señor!
trae hasta mi el milagro,
las gracias y  bendiciones que tanto espero:
 
(pedir con  fe lo que se desea)
 
Porque tú eres el emisario del Señor mi Dios,
tu eres su alabanza,
tu compartes con nosotros la Creación.

 

| 0 comentarios ]

 
¡Oh glorioso príncipe de la milicia celestial,
San Miguel Arcángel,
defiéndenos en el combate y en la terrible lucha
contra los principados y las potestades,
contra los dominadores de este mundo de tinieblas,
contra los espíritus malignos esparcidos por los aires.
Ven en auxilio de los hombres
que Dios ha creado inmortales,
hechos a su imagen y semejanza
y rescató con gran precio
de la tiranía del demonio.
 
 
Combate en este día,
con el ejército de los santos ángeles,
el combate del Señor como en otro tiempo
combatiste contra Lucifer, jefe de los orgullosos,
y contra los ángeles apóstatas
que fueron impotentes de resistirte y para quienes
nunca más hubo lugar en el cielo.

Sí, ese gran dragón, esa antigua serpiente
que se llama demonio y Satanás,
que seduce al mundo entero,
fue precipitado con sus ángeles al fondo del abismo.
 Pero he aquí que ese antiguo enemigo,
este antiguo homicida
ha levantado ferozmente la cabeza.

 
 
Disfrazado como ángel de luz
y seguido de toda la turba de espíritus malignos,
recorre el mundo entero para apoderarse de él
y desterrar el nombre de Dios y de su Cristo,
para hundir, matar y entregar
a la perdición eterna a las almas destinadas
a la eterna corona de gloria.
 
Sobre los hombres de espíritu perverso
y de corazón corrupto, este dragón malvado
derrama también, como un torrente
de fango impuro el veneno de su malicia infernal,
es decir, el espíritu de mentira, de impiedad,
de blasfemia y el soplo envenenado de la impudicia,
de los vicios y de todas las abominaciones.
 
 

| 0 comentarios ]


¡Kaó Kabiesilé, Shango Alufina!
Papá Changó escucha a tu hijo
que acude a ti.

Tú que eres el dueño de mi casa
cuídanos y protégenos.
Papá Changó, aleja de ella todo lo malo,
y tráenos la prosperidad y la abundancia.
Que no carezcamos nunca
de lo que necesitamos,
danos tu protección y tu ayuda.

¡Kaó Kabiesilé, Shango Alufina!
Papá Changó escucha a tu hijo
que acude a ti.

Igual que eres padre bondadoso
de los Ibejis, cuida de mis hijos
y de mi familia.
Que tu poder y tu fuerza
estén siempre con nosotros,
y no nos falte la salud.
 
¡Kaó Kabiesilé, Shango Alufina!
Papá Changó escucha a tu hijo
que acude a ti.
 

| 0 comentarios ]


Adoremos la Hostia Sagrada
pues en ella se oculta el Señor.

Hasta el polvo la frente humillada
te brindamos tributo de amor.
 
Bendito Cristo que en el altar estás,
perdona nuestros pecados
te pedimos con humildad,
y danos hoy nuestro pan,
fruto de nuestra laboriosidad.

Despierta alma dormida
y oye la voz resonar
es Dios quien llama a tu puerta
ábrele de par en par.

| 0 comentarios ]

 
Alabo a todos los dioses en mis oraciones diarias,
sin dejar uno solo fuera.
El universo no excluye a ninguno de ellos,
así que ¿cómo puedo hacerlo yo?
 
Alabanza, alabanza
a la infinidad de los Bienaventurados.
 
Alabanza, alabanza
Sea la alabanza de todos ellos. 
 
 
Clemente Diosa de la Luna y de las cosechas,
espíritu verde de la naturaleza,
Señora de la magia y el renacimiento,
Señora de la cosecha
y de la madre de la tierra
venga a unirse a mí en mi oración.
 
 
La tierra es grande y redonda,
me encanta el cielo, el mar y la tierra,
amo a los pájaros y los perros y ovejas,
y todos los animales que se llenan de vitalidad
y luego se quedan dormidos,
me encantan las flores y las rocas y los árboles,
me encanta la tierra,
y ella me ama.
 
 

| 0 comentarios ]


"Las oraciones intensas hechas con fe, producen una luz vibrante que llega hasta Dios. Los Ángeles, como Mensajeros de Nuestro Padre, respondemos a esas plegarias.
 
Volamos presurosos a satisfacer a las almas piadosas que imploran por el bien de otros".
 
 
Orar es hablar con Dios y con todos los Seres de Luz.
 
Cada vez que tú hablas con Dios que está dentro de tu corazón, estás orando. Cuando se pide de forma egoísta, con poca sinceridad o de manera repetitiva, esas oraciones no producen suficiente resplandor como para que podamos determinarlas, y el que ora no logra el efecto que desea.
 
Cuando rezas con fervor, tu oración resuena como música divina y se proyecta a los cielos como rayos esplendorosos.
 
 
"Todos los ángeles nos llenamos de gozo cuando rezas desinteresadamente por otras personas, porque nos encanta usar esa vibrante energía, transformarla en bendiciones y llevarla hacia aquéllos por quienes pides".
 
 
Dentro del corazón de todos los seres humanos está guardada la certeza de la existencia de su Ángel Guardián; sólo es entrar en contacto con nuestra alma y sentir su presencia; porque todos tenemos un Ángel Guardián que está junto a nosotros desde el momento que salimos del seno de Dios como espíritu.
 
Nunca estamos solos porque él nos acompaña constantemente; no importa el lugar donde nos encontremos, si le pedimos protección, él nos cuidará.
 
 
ORACIÓN AL ANGEL DE LA GUARDA

Oh, santo Ángel Guardián,
que desde el principio
me fuiste dado por Dios
 como mi protector y compañero,
yo… (decir nombre),
quiero consagrarme hoy a ti,
en presencia de mi Dios y Señor,
de mi Madre Celestial y de todos los ángeles.

Seguir leyendo y viendo imágenes...

| 0 comentarios ]


Dios Padre y Madre Celestial:
Dios Clemente y amoroso,
Dios de amor absoluto,
fuente de todo bien,
generosidad absoluta
que cubres a tus hijos de bendiciones.
 
Te ruego que bendigas con abundancia
mi hogar, a mi familia y a mí,
y que no nos falten tus dones
para poder llevar una vida
de amor, felicidad, regocijo
y agradecimiento a tu Nombre,
por tu bendición de prosperidad.
 
Sé que tú reconoces que mi familia
es más que sólo una madre y un padre,
hermana y hermano, marido y esposa,
sino todos los que creen y confían en Ti.
 
Te envío esta oración de petición
de bendición financiera
para mí y para todos mis semejantes,
que recemos esta oración. 
 
Seguir leyendo la oración...

| 0 comentarios ]


 
Oh! Señor de todo lo creado,
que te complaces viendo a tus criaturas
crecer espiritualmente y
gozando del amor y la prosperidad,
escucha mi súplica para la liberación
de los males y daños
que sufro en mi persona,
en mi hogar, en mis posesiones,
y que han sido causados
por mis enemigos y personas
de mala fe, envidiosos, difamadores.

En el nombre del Gran Poder de Dios
 de mi ángel protector
de las energías cósmicas, solares, astrales,
terrestres, divinas y humanas
pido que me liberen a mi
que me llamo_____

| 0 comentarios ]


"Es conveniente soportar el sufrimiento
que Dios nos envía.
Jesús, que no puede soportar
que permanezcas en la aflicción,
tratará de consolarte y de infundir
un nuevo espíritu en tu corazón".
 
(Padre Pío)
 


Santo Padre Pío de Pietrelcina,
que has recibido los signos
de la Pasión de nuestro Señor Jesucristo.

Tú que llevaste la cruz por todos nosotros
y soportaste un sufrimiento físico y mental
que mantenían tu cuerpo y tu alma
en un estado de continuo martirio,
intercede ante Dios
para que cada uno de nosotros
acepta con calma la Cruz
pequeña o grandes de su vida,
haciendo que cada prueba
sea un puente hacia la vida eterna.
 
 
Reza, espera y no te preocupes.
La preocupación es inútil.
Dios es misericordioso y escuchará tu oración...
 
(Padre Pío)
 
 
La oración es la mejor arma que tenemos;
es la llave al corazón de Dios.
Debes hablarle a Jesús,
no solo con tus labios
sino con tu corazón.
En realidad, en algunas ocasiones
debes hablarle solo con el corazón...
 
(Padre Pío) 
 
 

| 0 comentarios ]


Gloriosa Santa Marta,
inefable amiga del Maestro Jesús,
amable y bondadosa protectora mía,
que tuviste la dicha y alegría
de hospedar a Jesús Nuestro Señor,
en tu casa y por ello fue santa morada.
 
Dichosa tu mansión de Betania,
bendecida tantas veces
con la presencia del Huésped divino,
y cuyos moradores, tú misma
y tus santos hermanos Lázaro y María Magdalena,
fuisteis tantas veces honrados
con las visitas de Jesús,
de su Madre Santísima
y de los Apóstoles.
 

| 0 comentarios ]

 
Obatalá, Santo grande,
Hombre y Mujer de mundo,
creador de todos los buenos y Malos,
Rey y Reina albino,
Dueño de la pureza y de todos los justicieros,
Padre grande del mundo,
Protector Mio y de todas las casas
buenas y sanas,
Padre Nuestro,
Albino Misericordioso,
Viva, Padre Mio, Gracias
 
 
Orichanlá Okonrin ati Obinrin ni layé,
eledá no gbogbo ni gbogbo na darandara,
atí burukú, Obá ati Ayaba afin,
Ogá ni na tala gbgbo na cheche,
Babá wa afin alano jekua Babá Mí
 
 
 
 
 

| 0 comentarios ]

 
Gloriosísimo San Alejo de Roma,
primer rey de Alejandría,
no me desampares
ni de noche ni de día.
 
Así mismo te suplico
que veles por mi persona
y me alejes de enemigos
que procedan de mala fe contra mi.
 
Líbrame y aléjame del poder del demonio,
de los hombres malvados,
de animales feroces
y de brujas y hechicerías.
 
San Alejo, San Alejo, San Alejo,
tres veces te he de llamar,
todas las veces que se me ofrezca,
para que me libres de todo mal.

Seguir Leyendo la oración...

| 0 comentarios ]

 
Es Águeda la virgen y mártir
que tantos tormentos por Dios padeció,
que teniendo el verdugo a su lado,
la fe no le arrancaron de su corazón.

 
 
Azucena Inmaculada,
Iris de Cathania hermosa
sednos Agueda gloriosa,
protectora, y abogada.

 
Con indecible inclemencia,
después de atroces hechos,
os cortaron vuestros pechos,
por ver clara su insolencia
hambrienta vuestra paciencia,
de ser mas atormentada.
Sednos Agueda gloriosa
protectora y abogada.
 
 
Al ver Dios omnipotente,
en vos tanta valentía;
al apóstol Pedro envía,
con medicina excelente:
con que sana de repente,
quedasteis, y hermoseada.
Sednos Agueda gloriosa
protectora y abogada.

 
Después de tanto portento,
de cólera el Juez perdido;
os arrojó enfurecido,
en cascos, y fuego lento:
anunció el sentimiento,
la tierra bien alborotada:
Cielo y Tierra te llaman,
Santa y Bienaventurada.
Sednos Agueda gloriosa
protectora y abogada.
 

| 0 comentarios ]


 
Tomando esta agua bendita
y haciendo la señal de la cruz
quiero recordar mi bautismo,
por medio del cual
fui consagrado a Dios
y perdonado del pecado original.
 
Como bautizado,
entro en la iglesia 
con ganas de vivir más a fondo 
mi unión con Jesús 
y para compartir mi fe 
con toda la comunidad cristiana. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros