martes, 30 de agosto de 2011

NOVENA A SAN BENITO


.

NOVENA A SAN BENITO

.
San Benito es patrón de: Europa, erupciones cutáneas, sarpullidos, envenenamientos, trabajadores agrícolas, granjeros, forjadores y fundidores del cobre, moribundos,
contra la fiebre, piedras en órganos, enfermedades inflamatorias, enfermedades del riñón,
monjes, personas en órdenes religiosas,
intoxicaciones, escolares.
.

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS
 .
Te saludamos con filial afecto, oh glorioso Padre San Benito, obrador de maravillas, cooperador de Cristo en la obra de salvación de las almas. ¡Oh Patriarca de los monjes! Mira desde el cielo la viña que plantó tu mano.
.
Multiplica el número de tu hijos, y santifícalos. Protege de un modo especial a cuantos nos ponemos con filial cariño bajo tu amparo y filial protección. Ruega por los enfermos, por los tentados, por los afligidos, por los pobres, y por nosotros que te somos devotos. Alcánzanos a todos una muerte tranquila y santa como la tuya. Aparta de nosotros en aquella hora suprema las asechanzas del enemigo, y aliéntanos con tu dulce presencia. Ahora consíguenos la gracia especial que te pedimos en esta novena...
.
Rezar a continuación la oración del día que corresponda
.

DÍA PRIMERO
.

¡Oh glorioso San Benito, que desde tu infancia reconociste la vanidad del mundo y únicamente deseaste los bienes eternos! Alcánzanos un vivo deseo del cielo y que recordemos frecuentemente a Dios, nuestro último fin, y hacia Él ordenemos toda nuestra vida para que en todo Él sea glorificado.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.

DÍA SEGUNDO
.
 .
¡Oh glorioso San Benito, humilde de corazón, que supiste desdeñar las alabanzas de los hombres! Alcánzanos la humildad, tú que amaste a Dios sobre todas las cosas y le entregaste sin reservas tu corazón, consíguenos también el amor de Dios.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.

DÍA TERCERO

.
¡Oh glorioso San Benito, que consagraste tus labios a la oración y cantaste noche y día las alabanzas divinas! Alcánzanos el espíritu de oración. Tú, que cual lirio entre espinas, guardaste una castidad angelical por medio de la humildad, de la vigilancia continua, de la oración y de la mortificación de los sentidos, consíguenos el don de la pureza.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.

DÍA CUARTO
.

¡Oh glorioso San Benito que venciste al demonio y triunfaste de sus engaños! Alcánzanos la gracia de resistir sus sugestiones y de huir de toda ocasión de pecado. Tú que enseñando una vida austera, de renuncia y trabajo, aborreciste la ociosidad, inspíranos amor al trabajo y a la abnegación de nosotros mismo para seguir a Cristo.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.

 DÍA QUINTO

.
¡Oh glorioso San Benito, que amaste el silencio, y no abriste la boca jamás a palabras ligeras e impuras, a quejas, murmuraciones, y a juicios contra el amor al prójimo! Alcánzanos la gracia de no decir jamás palabras impuras y contra la caridad, a perdonar y guardar nuestra lengua de todo pecado.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.

DÍA SEXTO

.
¡Oh glorioso San Benito, que fuiste blanco de persecuciones y guardaste la paz de tu alma por medio de la dulzura de la paciencia! Alcánzanos el don de la paciencia y la gracia de perdonar las ofensas, tú que perdonaste a los que atentaron contra tu vida y te expulsaron de tu país, y que misericordiosamente pediste al Señor les perdonara, llorando su ceguera y terrible fin.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.

DÍA SÉPTIMO

.
¡Oh glorioso San Benito, que animado por un ardiente celo para asistir al prójimo en sus necesidades, instruiste a los ignorantes, socorriste a los pobres, curaste a los enfermos, resucitaste a los muertos, libraste a los cautivos del demonio y de sus pasiones, consolaste a los afligidos y convertiste a los pecadores! Consíguenos la gracia de amar al prójimo y de hacer con él las obras de misericordia.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.

DÍA OCTAVO

.
¡Oh glorioso San Benito, que inundaste de consuelo el corazón de tu hermana Santa Escolástica, llenándolo del amor de Dios y de las bienaventuranzas del cielo! Concédenos la gracia de santificar nuestros afectos más queridos.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final
.

DÍA NOVENO
.

¡Oh glorioso San Benito, cuya alma en tu dichosa muerte, fue elevada al cielo en medio de ángeles y santos, siendo consolados tus discípulos por la revelación de tu gloria! Concédenos del Señor, la gracia de la perseverancia final, de una buena muerte y de tu asistencia e intercesión en nuestro último día.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Tres Avemarías.
.
Concluir con la oración final.
.





ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
.

¡Oh glorioso San Benito, que desde el cielo eres padre piadoso para nosotros tus devotos! Tu gran poder ante Dios se reconoce hoy, más que nunca, gracias a la medalla que viene honrada con tu nombre, por la multitud de prodigios y favores que por su medio Dios nos ofrece. Ruega por todos los que acudimos a ti. Alcánzanos del Señor, todas la gracias que nos son necesarias durante esta vida y especialmente la gracia por la cual hacemos esta novena.
.
San Benito, ruega por nosotros.
.
Concluir con un Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

.

NOVENA BREVE A SAN BENITO PARA PEDIR UNA GRACIA



.
NOVENA BREVE A SAN BENITO
PARA PEDIR UNA GRACIA
.

San Benito es patrón de: Europa, erupciones cutáneas, sarpullidos, envenenamientos, trabajadores agrícolas, granjeros, forjadores y fundidores del cobre, moribundos,
contra la fiebre, piedras en órganos, enfermedades inflamatorias, enfermedades del riñón,
monjes, personas en órdenes religiosas,
intoxicaciones, escolares.
.

Rezar durante nueve días consecutivos la siguiente oración:
.
OH San Benito, mi protector bondadoso y de cuantos van a ti en sus apuros. Intercede por mí a Dios para que alivie mis sufrimientos y dificultades que ahora me agobian.
.
(pídase aquí la gracia que se desea obtener)
.
Te lo pido con toda confianza.
.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

.

ORACIÓN A SAN BENITO PARA EL 11 DE JULIO


.


ORACIÓN A SAN BENITO PARA EL 11 DE JULIO
.
 
San Benito es patrón de: Europa, erupciones cutáneas, sarpullidos, envenenamientos, trabajadores agrícolas, granjeros, forjadores y fundidores del cobre, moribundos,
contra la fiebre, piedras en órganos, enfermedades inflamatorias, enfermedades del riñón,
monjes, personas en órdenes religiosas,
intoxicaciones, escolares.
 
.
 
San Benito, Padre y Protector nuestro, tu no te antepusiste a nada ante Cristo desde que lo hallaste en la oración.
.
Intercede para que también nosotros podamos encontrarlo y así vivamos en el amor del Eterno Padre y en la victoria de la Cruz de su Hijo.Que unamos nuestros sufrimientos a los de la para la redención de nuestros pecados.
.
Amen.

.

 

ORACIÓN A SAN BENITO PARA PEDIR SU PROTECCIÓN


 
ORACIÓN A SAN BENITO
PARA PEDIR SU PROTECCIÓN
 

San Benito es patrón de: Europa, erupciones cutáneas, sarpullidos, envenenamientos, trabajadores agrícolas, granjeros, forjadores y fundidores del cobre, moribundos,
contra la fiebre, piedras en órganos, enfermedades inflamatorias, enfermedades del riñón,
monjes, personas en órdenes religiosas,
intoxicaciones, escolares.
 

Santísimo confesor del Señor; Padre y jefe de los monjes, interceded por nuestra santidad, por nuestra salud del alma, cuerpo y mente.
 
Destierra de nuestra vida, de nuestra casa, las asechanzas del maligno espíritu. Líbranos de funestas herejías, de malas lenguas y hechicerías.
 
Pídele al Señor, remedie nuestras necesidades espirituales, y corporales. Pídele también por el progreso de la santa Iglesia Católica; y porque mi alma no muera en pecado mortal, para que así confiado en Tu poderosa intercesión, pueda algún día en el cielo, cantar las eternas alabanzas.
 
Amén.
 
Jesús, María y José os amo,
salvad vidas, naciones y almas.
 
Rezar tres Padrenuestros,
Ave Marías y Gloria Patris.

 
 
 

domingo, 28 de agosto de 2011

INVOCACIÓN A LOS ESPÍRITUS CELESTES SUPERIORES DE SAN CIPRIANO



 
Invocación a los espíritus celestes superiores
 
PLEGARIA
 
"Sea por siempre, ensalzada el Santa nombre del Supremo Creador, a quien humildemente reverencio en esta solemne hora. A ti, excelso Adonay, dirijo mis más fervientes preces, suplicándote me seas propicio y concedas el honor de enviarme una de tus más humildes mensajeros, para que pueda, por su mediación obtener lo que me propongo pedirte. No mires en mi un soberbio ni un escéptico que se atreva por orgullo a molestarte. Mira en mí, ¡oh poderoso Adonay!, el más pequeño de los seres que en la creación viven y moran, postrado humildemente ante la Divina Majestad de su Dios y Creador, a quien suplico con verdadera fe y gran deseo poder conocer por mediación de sus espirituales mensajeros, un destello de su gloria inmaculada.
 
"Lleguen también mis súplicas a todos los espíritus celestes superiores, para que ellos intercedan por mí ante el glorioso trono del Altísimo, Soberano Hacedor de todo lo creado, a fin de que se digne por la poderosa intercesión de los ángeles de luz Eloim y Jehová, accedes a este mi humilde mago”.
 
 “He procurado hacerme lo más perfecto posible en la pobre y nunca satisfecha condición humana, a fin de que me juzguéis digno de poder contemplar vuestra gloriosa excelsitud. Perdonadme los defectos que todavía no haya desechado, y no los hagáis causa de vuestro enojo y severidad”.
 
"Vuelvo a invocaros a todos nuevamente, y en especial a los poderosos Adonay, Eloim y Jehová, para que se vea satisfecho mi deseo en esta hora, siendo testigos los astros que ejercen su poderoso influjo sobre el estrellado firmamento”.
 
"Venga vuestra radiante luz en forma de glorioso mensajero, y reciba por su mediación los dones de la sabiduría, del honor y de la gloria, hasta que purificado de todas las impurezas de la carne inherente a las flaquezas de la humana y siempre defectuosa naturaleza pueda contemplaros en toda vuestra Soberana Majestad y gloria.
 
Sea bien acogida esta mi humilde súplica, y eternamente os tributará adoración y homenaje mi corazón sincero y agradecido".
 

 
Esta invocación o plegaria, deberá repetirse durante cuatro veces, cuatro noches, es decir, que cada noche se recitará cuatro veces, elevando el alma a Dios y la vista al firmamento estrellado.
 
La última noche, y al terminar la última invocación, se percibirá una música muy dulce y melodiosa acompañada de coros celestiales. Se notará una claridad diáfana que irá aumentando progresivamente, surgiendo poco después la visión celeste en forma de un ángel de luz de belleza incomparable, rodeado de infinitos espíritus Celestiales que le acompañan incesantemente, formando verdadera guardia de honor. Cada voz fuerte y sonora os dirá estas parecidas palabras:
 
Yo soy el enviado como mensajero de la Divina Majestad.
 
Tus ruegos han sido atendidos, más para lograr sus mercedes, es preciso ser digno de ellas. No olvides, mísero mortal, que la Divinidad sólo concede aquellos dones que su infinita sabiduría juzga convenientes según el grado de perfección de los seres que a su infinita bondad acuden en humilde ruego. Sigue el camino de la absoluta perfección con lo cual lograrás todos aquellos beneficios a que vayas siendo acreedor. Si así lo haces, me tendrás siempre a tu lado en forma invisible para ti, pero sirviéndote de ángel tutelar en su tránsito por el planeta donde vives y moras por la permisión de Dios. Y ahora me separo momentáneamente en espera de las órdenes que se dignen transmitirme.
 
Al momento se desvanecerá la visión, quedando únicamente una ráfaga luminosa que desaparece poco a poco.
 

 
A los ángeles de Luz no hay necesidad de hacerles petición ninguna de palabra, puesto que Dios y los espíritus superiores van concediéndonos aquellos dones a que nos hacemos acreedores y conoce perfectamente nuestros pensamientos, deseos y acciones.
 
Cuando haya desaparecido la visión celeste, te recitará con gran fervor la oración siguiente, en acción de gracias por el favor recibido:
 
"¡Oh Dios eterno e infinito! Yo, el más mísero de los mortales, he sido favorecido con la vista de vuestro celestial mensajero. ¿Cómo podría yo, mi Dios y Creador, expresar con palabras cuán agradecido quedo a la bondad con que os habéis dignado favorecerme? Mi alma, embargada de gozo y agradecimiento no halla palabras para expresar cuánto amor y veneración os profesa. Recibid. Señor, todo cuanto soy y valgo, y el afecto más sincero de mi alma, corazón y sentidos, hasta que despojado de esta humana envoltura, pase a formar parte de los seres que en eterna armonía entonan cánticos celestiales en honor de vuestra admirable excelsitud y gloria.

Amén".

 



EXORCISMO CONTRA LOS PEDRISCOS Y HURACANES DE SAN CIPRIANO


 
EXORCISMO CONTRA LOS PEDRISCOS Y HURACANES

 
"Yo os conjuro, nubes, huracanes, granizos, pedriscos y tormentas, en el nombre del gran Dios viviente, de Eloim, Jehován y Mitraton, a que os disolváis como la sal en el agua y os retiréis a las selvas inhabitadas y barrancos incultos sin causar daño ni estrago ninguno".
 
Dicho esto se tomará el cuchillo de mango blanco y se harán con él cuatro cruces en el aire como si se cortara de arriba abajo y de izquierda a derecha.
 
Tanto la conjuración como las cruces se han de repetir cuatro veces en la dirección de los cuatro puntos cardinales.

 


 

SAN CIPRIANO - EXORCISMO PARA LIBRAR LA CASA DE ESPÍRITUS TENTADORES


 

EXORCISMO PARA LIBRAR LA CASA DE
ESPIRITUS TENTADORES
 
Os conjuro, espíritu rebelde, habitante y arruinador de esta casa que sin demora ni pretexto desaparezcáis de aquí, haciendo disolver cualquier maleficio que hayáis echado vos o alguno de vuestros ayudantes; yo por mí le disuelvo contando con la ayuda de Dios y de los espíritus de luz Adonay, Eloim y Jehová. Quiero, además, atarte con el precepto o forma de obediencia, para que no puedas permanecer, ni volver, ni enviar a otros, ni perturbar esta casa bajo las penas de que seas quemado eternamente con el fuego de pez y azufre derretidos.
.
Se bendecirá toda la casa con agua exorcizada y se harán cruces por todas las paredes con el cuchillo de mango blanco diciendo:
 
"Yo te exorcizo, criatura-casa, para que seas libre de los espíritus tentadores que te han hecho su morada".
 

Es bueno saber que cuando los espíritus malignos se muestran en las casas haciendo ruidos y dando golpes sin atacar a las personas, es porque no tienen dominio sobre ellas, bien porque en su mano llevan la marca de la cruz de San Bartolomé o bien porque el hechizo sólo les permite molestar sin tocar a las personas.



 

EXORCISMO DE SAN CIPRIANO




EXORCISMO DE SAN CIPRIANO
.

Que trata de los exorcismos y el modo de conocer si una persona padece de hechizos o enfermedad natural
.
Los exorcismos sirven para expulsar a los espíritus cuando se hallan posesionados de alguna persona, a la cual hacen padecer horriblemente con sus tentaciones y tormentos. A veces le sugieren pensamientos extraños y palabras repugnantes, y aun le obligan a lanzar blasfemias y gritos furiosos.
.
Es conveniente saber antes de proceder a la curación, si la enfermedad es ocasionada por hechizos o si es natural, pues a veces ocurre que una enfermedad desconocida para los médicos, se atribuye a causas sobrenaturales. Cuando esto sucede puede salirse de dudas, ejecutando lo siguiente:
. 
Se procurará que una persona provista de un talismán exterminador coloque su mano derecha sobre la cabeza del enfermo, diciendo con fe y voluntad:
. 
"Yo te ruego y ordeno, espíritu desconocido, en nombre del Sér Supremo y del admirable Adonai, me declares el motivo de hallarte atormentando este cuerpo que cubro con mi mano. También deseo me digas qué es lo que pretendes al hacerlo así. Yo te ofrezco si me obedeces rogar a Dios por ti para que seas purificado y transportado a "donde moran los ángeles celestiales".
. 
El objeto de esta oración, es saber si el espíritu anda errante por el mundo en demanda de caridad y oraciones, pues basta que le digan: "Yo te ofrezco si me obedeces, rogar a Dios en ese caso por ti para que el doliente quede sosegado y tranquilo; mas si esto no sucede, se arrodillarán todos los circunstantes y elevando el alma a Dios, recitarán de nuevo la indicada oración.
.
Se ha de advertir que lo mismo, pueden hallarse aposentados en nuestro cuerpo los espíritus buenos, no perfectos, que los malos o de daño, y por lo tanto, cuando el enfermo se halle tranquilo por la virtud de la oración precedente, se ha de suponer que quedará libre mediante los ruegos que todos los días se dirijan al Altísimo en demanda del perdón y purificación del espíritu, el cual en agradecimiento dejará de molestarle; mas si el espíritu fuera de mal o de daño se conocerá en que al oír la oración causará más tormentos y molestias al enfermo. En este caso se tratará de expulsarlo acudiendo a los exorcismos.
.
Si el enfermo no percibe modificación ninguna, es prueba de que su enfermedad es puramente natural.
. 


.

PRECEPTO O CONJURACION A LOS DEMONIOS PARA QUE NO MORTIFIQUEN AL ENFERMO
DURANTE EL TIEMPO QUE DUREN LOS EXORCISMOS

. 
"Yo como criatura de Dios, hecho a su semejanza y redimido con su sangre, os obligo por este precepto, demonio o demonios, para que cesen vuestros delirios y dejéis de atormentar con vuestras furias infernales, este cuerpo que os sirve de aposento. Segunda vez os cito y notifico que el nombre del Soberano Señor, fuerte y poderoso, que dejéis "ya este lugar y salgáis fuera de él, no volviendo jamás a ocuparle.
El señor sea con todos nosotros, "presentes y ausentes, para que tú, demonio, no puedas jamás atormentar las criaturas del Señor. Huye, huye o de lo contrario serás amarrado con las cadenas del Arcángel Miguel, y humillado con la oración de San Cipriano dedicada a deshacer toda clase de hechicería".
. 
En seguida se dirá la siguiente:
. 
ORACION DE SAN CIPRIANO


. 
"Como siervo de Dios y criatura suya, desligo "del espíritu maligno cuanto éste tiene ligado, en el nombre del Divino Creador a quien amo desde que le conozco, con todo ,mi corazón, alma y sentidos, y a quien prometo adorar eternamente, y agradecer también los beneficios que cual padre amoroso me concede sin tasa ni medida, yo te ordeno, espíritu del mal, que te separes en el acto de este cuerpo que estás atormentando y le dejes libre de tu presencia, para que pueda recibir dignamente las aspiraciones del agua exorcizada que, cual lluvia divina, echó sobre él diciendo:
. 
En el nombre del padre, del hijo, del Espíritu Santo (se hace así), que vives y reinas eternamente; por las virtudes que poseen los espíritus superiores, Adonay, Eloim, y Jehován, cuya presencia y fortaleza invoco en este acto. Amén".
.
Todas estas invocaciones deben ser hechas con gran fe y amor de Dios y es seguro que Satanás no aguardará al final del exorcismo que va a continuación para dejar libre al enfermo o poseído.
.

EXORCISMO PARA LIBRAR A LAS PERSONAS
DE LOS MALOS ESPIRITUS

En nombre de San Cipriano y de parte de Dios, tres veces santo, por la potestad de los espíritus superiores Adonay, Eloim, Jehován y Mitraton, yo  (Aquí dirá su nombre el que opera), absuelvo el cuerpo de (Aquí se dirá el nombre del enfermo o poseído) para que sea libertado de todos los malos hechizos, encantos y sortilegios, ya sean producidos por hombres o mujeres ya por cualquier otra causa. Dios sea alabado y glorificado, y se digne disponer que todos les sortilegios queden deshechos, destruidos, desligados y reducidos a nada, para lograr de este modo que el cuerpo de (nombre del enfermo o poseído) quede libre de todos los males que padece.
. 
¡Dios grande y poderoso! sea tu nombre glorificado y que por vuestra soberana intercesión sean expulsados los malos espíritus que se han aposentado en el cuerpo de (nombre del enfermo o poseído)  cesando ya el sortilegio que los causadores de este daño han empleado, Yo os conjuro y mando, desaparecer sin que jamás; podáis entrar a este cuerpo en el cual hago tres, cruces (Se hará con el dedo pulgar de la mano derecha una cruz en la frente, otra en el pecho y otra en el vientre del enfermo.) y le bendigo con el agua exorcizada en el nombre del Padre, del Hijo y del Santo Espíritu, que amparen y protejan a (nombre del enfermo o poseído). para que jamás se vea atar, mentado.
. 
Al decir estas palabras se le rociará con agua bendecida.
Es conveniente saber que el que ejecuta el exorcismo ha de estar colocado a la derecha del enfermo, y que las cruces se han de hacer precisamente de izquierda a derecha.

.

sábado, 27 de agosto de 2011

NOVENA A SAN RAMÓN NONATO PARA MUJERES EMBARAZADAS


.
NOVENA A SAN RAMÓN NONATO
PARA MUJERES EMBARAZADAS
.

Oración para Comenzar todos los días:
.

Oh San Ramón Nonato prodigioso. A Vos vengo movida de la grande benignidad con que tratáis a vuestros devotos. Aceptad, Santo mío, estas oraciones que de muy buena gana te ofrezco, en memoria de tus oraciones tan meritorias, que alcanzaron de Dios el que os haya constituido especial patrón de las embarazadas. Aquí está, Santo mío, una de ellas que se pone humilde debajo de vuestra protección y amparo, suplicándoos que así como se conservó siempre invicta vuestra paciencia en todos aquellos ocho meses en que fuiste tan singularmente martirizado con el candado y otras penas que pasasteis dentro de la tenebrosa mazmorra y en el mes noveno salisteis libre de todas aquellas prisiones, así Santo y abogado mío, os pido humildemente me alcancéis de mi Dios y Señor el que la criatura que está encerrada en mis entrañas se conserve en vida y salud por espacio de los ocho meses, en el noveno salga libre a la luz de este mundo, haciendo Vos, Santo mío, que así como el día que salió vuestra alma de vuestro cuerpo fue un día Domingo, que es día de gozo y regocijo, así el día de mi parto sea de todo contento y gozo, con todas aquellas circunstancias que Vos sabéis que más convienen a mayor gloria de Dios y vuestra y salvación de mi alma y la de mi hijo.
.
Amén.

.
Oración para Terminar todos los dias:
.
¡Oh Gloriosísimo San Ramón No-nacido! De todo corazón me gozo de que la majestad soberana de nuestro Dios y Señor os haya hecho tan grande Santo, adornándoos con tantas prerrogativas y mercedes; de todas las cuales doy a la Santísima Trinidad infinitas e inmortales gracias, y a Vos, Santo mío, mil parabienes.
.
Por esos admirables favores, y por la sangre que vertieron vuestros santos labios con el penoso martirio del candado, os suplico humildemente intercedáis ante la Divina Majestad por el aumento de la Santa Fe católica, la extirpación de las herejías, la quietud y sosiego de los reinos cristianos, la conversión de los infieles, y libertad de los pobres cautivos cristianos. También, Santo mío, os pido seáis mi intercesor, para que así como perseverasteis muchas horas vivo dentro del cuerpo de vuestra madre difunta, así esta mi pobre alma persevere viva en la vida de la gracia, dentro de la cárcel de este corruptible cuerpo, y salga de él a su tiempo en paz, para alabar a Dios en compañía de los Ángeles y Santos, por toda la eternidad; y para que mejor lo pueda conseguir, os suplico me alcancéis el favor que ahora os voy a pedir:
.
(Hágase aquí la petición)
.
Así confío lo haréis, amantísimo Padre mío, pues de Vos se dice alcanzáis de Dios todo cuanto vuestros devotos os piden, estando ellos afligidos; pero si acaso ha de ser para mayor gloria de Dios, y bien de mi alma el que se dilate, o no consiga la gracia que deseo, alcanzadme, Santo mío, perfecta resignación en la voluntad de mi Dios y Señor, para que así quede mi alma en paz, mientras el Señor me conserve la vida, y después, por medio de una dichosa muerte llegue a gozar las delicias de la eterna Patria.
.
Amén.
.

ANTÍFONA.
.
Oh, Bienaventurado Ramón, que con todo su corazón amó a Cristo, y para ejemplo de su caridad no dudó en quedarse cautivo por librar a los cautivos. Oh dichosa vida, que aunque no la quitó la espada de los perseguidores, no por eso perdió el mérito del martirio.
.

V. Mi corazón y mi carne,
.
R. Se alegran por el Dios vivo.
.

ORACIÓN
.
Oh Dios, que hiciste admirable a San Ramón No-nacido, tu confesor, en librar a tus fieles del cautiverio de los impíos: concédenos por su intercesión, que nos libres de las cadenas de los pecados, practiquemos con libre voluntad las cosas que te son agradables. Por Cristo, Nuestro Señor.
.
Amén

.

DÍA PRIMERO
. 

Dios y Señor mío, yo os doy infinitas gracias por todos los favores que hicisteis al glorioso San Ramón No-nacido; por cuyos méritos os suplico humildemente, que así como fuisteis tan liberal con el glorioso santo cardenal, lo seáis en esta ocasión conmigo, concediéndome el despacho de la petición que solicito en esta novena, para más serviros y amaros. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.

DÍA SEGUNDO
.

Dulcísimo Jesús mío, mi Redentor, y Señor, yo os doy inmortales gracias por todas las mercedes que vuestra infinita benignidad concedió al glorioso Padre San Ramón No-nacido. Tantas maravillas obró vuestra Majestad en vuestro siervo San Ramón, que me dan motivo para valerme de su intercesión, para que Vos, Dios mío, por sus ruegos y merecimientos cumpláis esta mi petición, a mayor honra y gloria vuestra; espero en Vos, Jesús de mi alma, que pues a los que se han valido de tan grande Santo habéis socorrido en sus necesidades, me socorráis también las mías. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.

DÍA TERCERO

. 

¡Oh, Reina Purísima de la Merced, Madre de los necesitados y afligidos! A Vos vengo como hijo indigno que soy de tan grande Madre, para rendiros mil veces las debidas gracias, de tantos y tan grandes favores con que favorecisteis a vuestro siervo San Ramón No-nacido, de cuya intercesión me valgo en la presente ocasión para obtener el favor que pido en esta Novena. Confío que vos, soberana Reina, así como no le negasteis cosa al glorioso Santo de cuanto os pidió en la tierra, no le negareis ahora vuestra intercesión para con vuestro Santísimo hijo Jesús, a fin de que me conceda la gracia que deseo, para gloria vuestra, de vuestro Unigénito Hijo y bien de mi alma. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.
DÍA CUARTO
.
Dios y Señor mío, yo os ofrezco los méritos de la santa obediencia de vuestro grande siervo el glorioso Cardenal San Ramón No-nacido, y os suplico que por ellos me concedáis una perfecta y total obediencia, con la cual obedezca yo en todo y por todo a vuestras divinas inspiraciones, a los preceptos de la Santa Iglesia, y en particular os ruego que, por los mismos merecimientos me despachéis la petición que por mano del glorioso Santo os ofrezco. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.

DÍA QUINTO

.

Señor y Dios mío, yo indigno hijo vuestro, me postro delante de vuestra presencia, y os presento aquella santa y suma pobreza con que vivió el glorioso San Ramón No-nacido, suplicándoos de todo mi corazón, que por los merecimientos que adquirió vuestro Santo con el ejercicio de tan grande virtud, queráis purificar este mi corazón, comunicándome una verdadera pobreza y desnudez de espíritu, con la cual esté mi alma totalmente despegada de todo lo transitorio, y unida con el amor Divino. Y en particular os ruego, os dignéis favorecerme con la gracia que pido, a mayor honra y gloria vuestra. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.

DÍA SEXTO

. 

Dios y Señor mío, pues que os habéis mostrado tan amante de la pureza, queriendo que el eterno Verbo tomase carne de una purísima Virgen desposada, yo os presento, Señor, la angélica pureza de vuestro castísimo siervo San Ramón No-nacido. Y por los méritos que correspondieron a la virginidad de tan gran Santo, os suplico queráis quitar todas las manchas de mi alma, para que así sea digna de unirse con Jesucristo, y quede dispuesta para recibir el favor que pido en esta Novena. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.

DÍA SÉPTIMO
.

Dios y Señor mío, Vos sólo sabéis aquel ardor soberano, con que siempre os estuvo amando, y deseando amaros más y más vuestro gran siervo y amigo San Ramón No-nacido, ansioso siempre de que todos los humanos corazones se abrasasen en divinos amores. Yo, confiado en vuestra misericordia infinita, os suplico humildemente, que por aquel corazón del Serafín San Ramón, os dignéis de abrasar el mío con llamas de vuestro amor y favorecerme con el despacho de la merced que os pido, por los merecimientos de la ardiente caridad de este gran Santo, mi abogado. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.

DÍA OCTAVO
.

Dios y Señor mío, con toda la humildad en mí posible, vengo a pediros un favor, valiéndome de los grandes merecimientos que tuvo San Ramón No-nacido: por el ejercicio heroico de su humildad profunda, alcanzaba de Vos lo que os suplicaba; la misma humildad de vuestro Santo os ofrezco, para que por ella me hagáis de tal manera humilde, que por vuestro amor deje mi propia estimación. Asimismo os ruego os dignáis concederme, para gloria vuestra y salvación mía, la merced que os pido. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.
.

DÍA NOVENO
.

Eterno y Omnipotente Dios y Señor mío, hoy es el último día de esta mi Novena, y si hasta ahora no he sabido disponerme para alcanzar el favor que deseo, os suplico me deis luz para debidamente disponer mi alma; y para que lo hagas te presento los martirios, trabajos, aflicciones, azotes y demás penas que tuvo el glorioso San Ramón No-nacido. Así, por tan grandes méritos que alcanzó por estas penas, concededme, Señor, un deseo fervoroso de padecer por Vos, y un cumplimiento a mi petición que todos estos nueve días ha pedido y pido, para honra vuestra y de mi glorioso Santo. Amén.
.
Concluir con la oración final para todos los días.


.



ENLACES RELACIONADOS:

COMPRA EL PODEROSO TALISMÁN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

Mi Lista de Blogs