.
| 0 comentarios ]



Gloriosísimo San Alejo, primer rey de alejandría,
no me desampares ni de noche ni de día,
así mismo te suplico que veles por mi persona
y me alejes de enemigos
que procedan de mala fe contra mi,
líbrame y aléjame del poder del demonio,
de los hombres malvados,
de animales feroces y de brujas y hechicerías.

San Alejo, San Alejo, San Alejo,
tres veces te he de llamar,
todas las veces que se me ofrezca,
para que me libres de todo mal.

Tres cruces te ofrezco,
que es señal de buen cristiano,
para que castigue la mano criminal
al villano que quiera hacerme mal.

Así quebrará también la lengua
al que mal quiera hablar de mi.

te ruego piadoso San Alejo,
que no abandones los alrededores de mi casa
y que todo lo que esté a mis pies sea de mi obligación.

amén.
Jesús.

San Alejo de León,
si alguna persona quisiera traicionarme,
permita dios que se le caigan las alas del corazón
y venga humilde a mi,
como vino Jesús al pie de la cruz.

(Al levantarse, rezar cinco credos a San Alejo,
tres salves a las tres cruces que se harán
al hacerse ésta oración,
y dirá estas palabras: “una, dos, tres para san alejo”).






0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros