| 0 comentarios ]

 
 
 
En el nombre de Nuestro Señor Jesucristo,
por el poder de su Preciosa Sangre
y de su Santa Cruz, rompo,
desato y disuelvo toda envidia, maldición o maleficio
que haya recaído sobre mi economía
a causa de la maldad de mis enemigos,
o por los pecados e injusticias de mis antepasados
que puedan estar impidiendo
las bendiciones económicas que Dios tenga para mí.
 
Lavo con la sangre de Nuestro Señor Jesucristo
toda contaminación espiritual que haya recaído
sobre mis bienes económicos a causa de los pecados
 que con ellos hayan cometido
las personas que me los dieron
o los que yo he cometido con ellos.
 
Invoco la Providencia de Dios sobre mi patrimonio,
para que la bendición de Dios lo multiplique
y lo haga rendir y me comprometo desde este mismo instante a dar limosna a los pobres.
 
 Por último, nombro a la Santísima Virgen María administradora de todas mis pertenencias
para que con ellas me alcance
la riqueza eterna del reino de su Hijo.
 
Amén.
 
 
 

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Followers

 

Más de 1500 Poderosas Oraciones y Conjuros